Salud: Acciones de prevención y promoción para evitar el Hantavirus, Dengue, Zika, Fiebre Amarila y Chikungunya

El ministerio de Salud de la Provincia, a través de la dirección de Control de Vectores, con el componente I.E.C (Información Educación Comunicación), vienen trabajando con diversas actividades de promoción y prevención de las enfermedades Hantavirus, Dengue y otras arbovirosis, como el  Zika, fiebre amarilla y Chikungunya en diferentes puntos de la geografía provincial.

Dichas acciones están organizadas por la Dirección de Vectores a cargo de la Lic. Gabriela Medina conjuntamente con la Dirección de Zoonosis a cago de la médica veterinaria, Constanza Martínez Bombelli, y buscan  promover la difusión de la información a través de afiches y folletos sobre las enfermedades de Hantavirus, Dengue y otras arbovirosis ( Zika, fiebre amarilla y Chikungunya).

Las actividades se realizaron en diversos Centros de Salud de la Capital, precisamente en CAPS de la zona sur  y este, es decir en CIC Sur, CAPS Jesús de Nazareth, Mini Hospital Dr. Carlos Bravo, CAPS Amalita Fortabath, CAPS Malvinas Argentinas y CAPS Alem.

Cabe señalar, que las acciones apuntan a que las personas eviten conductas de riesgo y tomen medidas de prevención ya que la época de primavera y verano son propicias para el desarrollo de estas enfermedades.

Asimismo, estas actividades se llevaron a cabo en el aeropuerto Felipe Varela de Catamarca, con el propósito de la participación y movilización social y así aumentar la eficacia de las intervenciones o estrategias destinadas  a la población que veranea en provincias y países limítrofes que albergan al vector  (Aedes Aegyptis) y al virus que transmiten enfermedades como Dengue, Zika y Chikungunya.

Recordemos, que días atrás, también se trabajó en la terminal de ómnibus de la Capital de Catamarca, donde dejaron afiches para la información de los pasajeros, con el firme propósito de disminuir el riesgo de contraer dichas enfermedades.

Hantavirus

Acorde a las actividades que se vienen llevando a cabo, la información que se entrega permite reconocer cuáles son los signos y síntomas de alarma, a donde y cuando acudir para su atención.

Según el comunicado difundido por la secretaría de Gobierno de Salud, en los últimos cinco años, Argentina reportó un promedio de 100 casos anuales en todo el país. En tanto, por el brote de hantavirus en Epuyén, se registran 28 casos y 10 fallecidos y 100 personas se encuentran en aislamiento selectivo. También se indica que los casos del brote de hantavirus que tiene foco en Epuyén presentan nexo epidemiológico entre sí y se diferencian de todos los otros casos reportados en distintas zonas del país relacionados al riesgo ambiental. Es decir, a la exposición a partículas secas de orina y heces de ratones colilargos.

Desde la Dirección Nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud detallaron que en Argentina entre 2013 y 2018, se reportó un promedio nacional de 100 casos anuales, con 114 fallecidos confirmados de hantavirosis en los últimos cinco años. Esto representa una letalidad del 18,6%, llegando al 40% en algunas provincias de la región Sur del país.

El informe indica además que en Argentina circulan dos especies de virus Hanta: Andes y Laguna Negra, y al menos 10 genotipos virales diferentes, ocho de cuales se asocian al Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus (SCPH).

El país presenta cuatro regiones endémicas en las cuales circulan distintos genotipos de virus Hanta: Norte: Salta, Jujuy (Andes Orán, Andes Bermejo y Laguna Negra); Centro: Buenos Aires, Santa Fe, y Entre Ríos (Andes Lechiguanas, Andes Buenos Aires, Andes Central Plata); Noreste: Misiones (Andes Juquitiba) y Sur: Neuquén, Río Negro y Chubut (Andes Sur). Las provincias de Buenos Aires, Salta y Jujuy son históricamente las que reportaron la mayor frecuencia de casos.

Situación del hantavirus en Argentina

Respecto al brote de hantavirus localizado en Epuyén, el informe señala que a partir del incremento en el número de casos observados por encima de lo esperado de Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus ocurrido en dicha localidad desde principios de diciembre, equipos de Epidemiología de Nación y de la provincia iniciaron la investigación epidemiológica correspondiente.

En los últimos 10 años, había registrado 5 casos de Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus (SCPH). El brote actual, que  lleva 28 casos confirmados y 10 fallecidos y del que sospecha transmisión de persona a persona, se inició a principios de diciembre a partir de la  exposición ambiental del caso índice con heces u orina de ratones colilargos infectados.

En el resto del país, se confirmaron 5 casos sin relación al brote de Epuyén, relacionados a una fuente de contagio ambiental (roedores): Buenos Aires (2), Entre Ríos (1), Salta (1) y Jujuy (1), de cuales fallecieron los casos de Salta y Entre Ríos.

¿Qué es el hantavirus y cómo se transmite?

El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta para la que no existe vacuna ni tratamiento específico. Puede afectar la función de los pulmones y el corazón debido a una respuesta inadecuada del sistema inmune y como consecuencia en algunos casos llevar a la muerte.

Se transmite a las personas a través del contacto con la saliva, las heces y la orina de los ratones silvestres infectados (principalmente los colilargos) que una vez secas, pueden ser inhaladas.

La transmisión al humano generalmente ocurre al introducirse en el hábitat de los roedores en zonas suburbanas y ambientes rurales, principalmente en los peri-domicilios y durante el desarrollo de actividades laborales, recreativas, o en lugares cerrados como galpones o depósitos infestados por roedores.

Otras vías de transmisión son: contacto con excrementos o secreciones de ratones infectados con las mucosas conjuntival, nasal o bucal, o mordedura del roedor infectado.

También puede transmitirse a través de las secreciones y otros fluidos humanos a partir del contacto estrecho con una persona infectada desde 2 días antes del inicio de los síntomas y hasta 2 días después.

 

Medidas de prevención para la población

● Las personas que presenten síntomas de la enfermedad o sean contactos asintomáticos de casos confirmados por hantavirus, deben consultar rápidamente a un establecimiento de salud y evitar el contacto estrecho con otras personas hasta su evaluación (eventos sociales, reuniones en lugares cerrados, viajes en vehículos).

Por contacto estrecho debe entenderse a aquellas personas que compartieron 30 minutos o más con un caso confirmado (sin las medidas de bioseguridad) desde 2 días antes del inicio de síntomas hasta 2 días después.

·Se recomienda la utilización de barbijo de alta eficiencia N95 en personas que presenten síntomas de la enfermedad o sean contactos asintomáticos de casos confirmados de hantavirus. En este último caso debe realizarse el aislamiento respiratorio selectivo de acuerdo a la indicación del equipo médico.

·         Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.

·         Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas.

·         Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.

·         Colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.

·         Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.

·         Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones, oficinas, y otros espacios). Colocarse previamente un barbijo N95, sellando nariz y boca.

·         Tener especial cuidado en la puesta en marcha de ventiladores y de aparatos de aire acondicionado cuyos filtros o conductos puedan haber tenido contacto con polvo contaminado, roedor o excreta de estos. De tener que realizarlos, cubrirse con un barbijo N95. Utilizar las mismas medidas del punto anterior para la limpieza de dichos artefactos.

·         Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.

·         Si se encuentra un roedor vivo: No tocarlo ni intentar capturarlo.

·         Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.


rssfacebooktwitterDepartamento de Prensa y Protocolo
Ministerio de Salud
Gobierno de Catamarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.