_En el 196° aniversario de su natalicio

_En el 196° aniversario de su natalicio_
*Piedra Blanca vivió con júbilo la primera*
*fiesta litúrgica del Beato Mamerto Esquiú*

_El obispo llamó a “imitarlo en su fe, en su esperanza y en su amor, en su compromiso con la sociedad y en su compromiso con la Iglesia”._

A ocho meses de su beatificación, durante la soleada mañana del miércoles 11 de mayo, Piedra Blanca vivió con júbilo la primera fiesta litúrgica del Beato Mamerto Esquiú, en el marco del 196° aniversario de su natalicio.
Los actos litúrgicos dieron inicio con la Santa Misa presidida por el obispo diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por numerosos sacerdotes del clero catamarqueño, entre ellos el vicario general, Pbro. Julio Murúa; el párroco anfitrión, Pbro. Carlos Robledo; el sacerdote franciscano y miembro de la Comisión Pro Canonización, Fray Pablo Reartes, y otros venidos de distintos puntos de la diócesis.
La celebración eucarística tuvo lugar en la explanada ubicada enfrente del histórico templo de San José, y fue solemnizada por el coro Cantus Nova, dirigido por el Prof. Ariel Escobal.
Participaron autoridades provinciales y municipales encabezadas por el ministro de ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Jorge Moreno; y el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, respectivamente; legislativas y de las fuerzas de seguridad provincial y nacionales; el rector de la Universidad Nacional de Catamarca, Oscar Arellano; religiosos y religiosas, agrupaciones gauchas, devotos y peregrinos.
En su reflexión Mons. Urbanc recordó al Beato Esquiú rescatando algunas enseñanzas emanadas de la homilía que pronunció en 1875 referida a la Virgen en la que manifiesta: “Ricos de todos los bienes que se perdieron por el pecado de Adán, hemos llegado hasta a tener una madre en el orden de la gracia: ¡Mucho más pura, más noble, más bella y más excelsa que nuestra antigua madre!… Nadie puede poner en duda lo que confiesan todas las generaciones cristianas… Nadie, salvo que quiera renunciar a la dignidad de hijo de María, puede poner en duda la palabra de Jesucristo: “He ahí tu Madre” (Jn 19,27)”.
“La Santísima e Inmaculada Virgen María es, en el orden de la gracia, la madre de todos los verdaderos fieles; pero a ustedes que la invocan con el dulce nombre de la Virgen del Valle, debo decirles que Ella ha sido y es con ustedes cuan una madre que acaricia a su hijo, ‘como una madre que consuela a su hijo’ (Is 66,13). Ella no puede olvidarse de aquellos que engendró espiritualmente al pie de la cruz, pues a éstos los ama más que si los hubiese llevado en su vientre”, afirma el Beato Esquiú entre otros valiosos conceptos.
En otro tramo de su mensaje, el obispo llamó a “imitarlo en su fe, en su esperanza y en su amor, en su compromiso con la sociedad y en su compromiso con la Iglesia. Ese compromiso lo tenemos que sellar con un pacto hoy, delante de Dios Nuestro Señor, que nos lo ha regalado a este pastor que se ocupó siempre del rebaño. Sea como fraile, sea como obispo, siempre tuvo un corazón entregado a los demás”.
“Se revistió de la humildad, de la pobreza de Jesús y se puso al servicio de sus hermanos hasta tal punto que aceptó la dura, difícil y cuestionada tarea de servir a sus hermanos en el compromiso político, y lo hizo muy bien”, enfatizó.
Antes de la bendición final, rezó la oración pidiendo por la pronta canonización del hijo dilecto de estas tierras.

*Contribución al conocimiento del Padre Esquiú*
El padre Oscar Tapia, Vicario Episcopal de Educación, anunció que para ayudar a dar cumplimiento a la ley 4946 del 14 de julio 1998, desde la Vicaría de Educación, un equipo de historiadores y pedagogos elaboraron unas cartillas didácticas para enseñar en los niveles Inicial, Primario y Secundario. Las mismas serán aportadas al Ministerio de Educación, para que los docentes tengan este material didáctico y se pueda enseñar la obra y el pensamiento del Padre Esquiú.
También mencionó la iniciativa de la editorial Ágape de ir publicando la obra del Padre Esquiú hasta el 2026, año del Bicentenario, comentando que el pasado martes 10 se presentó en Catamarca el libro “Sermones”, que contiene 15 piezas de su oratoria.
Asimismo, destacó que el padre franciscano Pablo Reartes estará presentando su obra “El Beato Esquiú, un catamarqueño a los altares”, este viernes 13, en la Feria Nacional e Internacional del Libro en Buenos Aires.

*Procesión y desfile*
Luego de la celebración eucarística, se realizó la procesión con las reliquias y la imagen del Beato Mamerto Esquiú, llevadas por el obispo y Cadetes de la Policía de Catamarca, respectivamente, con la participación de los abanderados y escoltas, sacerdotes, religiosas y religiosas, devotos y peregrinos que llegaron a honrarlo en la tierra que lo vio nacer.
La caminata se dirigió hasta la casa natal donde fue recibida por los sones de la Banda de Música de la Policía de la Provincia, abriendo luego el tradicional desfile cívico-militar en homenaje a nuestro amado Beato en el día en que honramos su memoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.